• Oingz

Mejora en solo 21 días tus hábitos de consumo


Todos tenemos una debilidad que puede frenar nuestro ahorro. Un área concreta en la que nos cuesta mucho dejar de gastar dinero. Puede ser salir a cenar fuera, comprar ropa online, ir al cine… Pero no te preocupes, siempre se puede hacer algo al respecto para que esa debilidad no lastre tus planes de ahorro. En el siguiente artículo te presentamos un reto de 21 días que puede ser muy efectivo para mejorar tus hábitos de consumo.


Las reglas

Durante 21 días tendrás que gastar menos en la categoría que hayas definido. No significa que no puedas gastar absolutamente nada, simplemente que seas más consciente de tu gasto en esa categoría y que fijes unos objetivos para gastar menos. Esto te ayudará a adoptar unos mejores hábitos financieros y a que tus tendencias de consumo sean más sostenibles.


1. Decide en qué vas a recortar

Analiza tus hábitos de consumo y define la categoría en la que tendría más sentido recortar tu gasto para lograr un impacto positivo en tus finanzas personales. Decide también si habrá unos días donde podrás gastar dinero y a cuánto ascenderá esta cifra permitida.


2. Organiza tu calendario para los próximos 21 días

Empieza fijando una fecha de inicio y otra de finalización para así tener muy claro en qué semanas estarás llevando a cabo este reto. Si vas a dejar unos días donde esté permitido gastar dinero, anótalos también. Por ejemplo, si decides que tu categoría es comer fuera, puedes permitirte una comida fuera los domingos. Además, fija días donde analices tus gastos y así puedas reflexionar mejor sobre tus hábitos. Sería recomendable hacerlo todas las noches para así tener muy claro cómo te está yendo. Sin embargo, si esto te resulta excesivo, también puedes probar a hacerlo cada tres días o por lo menos una vez a la semana.


3. Comienza el reto y registra tu progreso

¡Ponte a ello! Comienza el reto y en los días que hayas fijado para reflexionar sobre tus hábitos, dedica unos minutos a evaluar tu comportamiento y tus gastos hasta el momento. Para que te sea más fácil, puedes anotar en cuaderno cómo te has sentido y como han ido evolucionando tus gastos. Escribir sobre todo esto, te permite reflexionar mucho mejor y tener la oportunidad de revisar tus anotaciones una vez que el reto haya finalizado. Si quieres ir un paso más allá, puedes seguir utilizando este cuaderno después de que el reto haya finalizado.


4. Evalúate

Es importante que te evalúes y que seas crítico contigo mismo, tanto positiva como negativamente. Para ello, puedes plantearte las preguntas siguientes:

  1. ¿Tuve éxito?

  2. ¿Cómo me sentí al comienzo del desafío en comparación con cómo me siento ahora?

  3. ¿Extraño lo que podría haber gastado?

  4. ¿Cómo afectó el desafío a mi presupuesto (he logrado ahorrar más)?

  5. ¿Qué aprendí del desafío?

5. Celebra tu progreso

Después de haber logrado tu reto y de haber reflexionado sobre tus hábitos de consumo, llegó el momento de celebrarlo! No es fácil luchar contra nuestras debilidades, así que disfruta el momento y date una recompensa. Esto reforzará de manera positiva tu comportamiento y los nuevos hábitos creados.


Si pruebas este reto para mejorar tus hábitos de consumo, ahorrarás dinero que podrás luego asignar a tus objetivos para poder alcanzarlos en un menor tiempo. ⏳



¿Quieres ahorrar de manera inteligente? Utiliza una app inteligente. Descarga gratis la app de Oingz haciendo clic aquí.